(+34)931675734 info@makomakobcn.com

Si te gusta el blanco, la luz, la madera, lo natural, la sencillez,… sin duda alguna el estilo nórdico es tu estilo. Así que si vas a reformar tu casa y quieres darle un toque escandinavo vamos a ver qué posibilidades tenemos a nuestro alcance.

En primer lugar deja espacios abiertos, estancias diáfanas que nos den una sensación de amplitud. Si tienes la posibilidad de eliminar paredes y pasillos no lo dudes. Puedes abrir la cocina al salón o separarla con cristaleras para mantener esa amplitud de la que hablábamos.

Reformar tu piso con un estilo nórdico

Las ventanas cuanto más grandes mejor ya que en el estilo nórdico hay que dar paso a la luz natural para que inunde nuestra casa. Pese a que nos encante la luz, llegados a este punto es necesario pensar en la situación geográfica de nuestra vivienda y es que los países nórdicos son países fríos por lo que la entrada de luz y calor en la vivienda siempre es bienvenida. En cambio en otros países como el nuestro quizás la luz sea bien recibida pero ya no lo sea tanto el calor que la acompaña. Invertir en unas buenas ventanas que aíslen bien del exterior puede ser clave, además existen en el mercado cristales especiales que dejan pasar la luz pero no el calor asegurándonos así un aislamiento térmico ideal.

Una vez contamos con un espacio diáfano y luminoso hablemos de materiales y tonalidades.

El estilo nórdico potenciará la luminosidad y el espacio dando protagonismo al blanco en el mobiliario, puertas, rodapiés y molduras, azulejos, etc. El blanco en combinación con perfiles en negro así como los colores neutros también son bien recibidos ya que sumergen la estancia en una atmósfera de calma y sencillez. Los toques de color pueden venir con algunas piezas del mobiliario como por ejemplo un sillón, un sofá o un cuadro en la pared. En cualquier caso, daremos pequeños puntos de color sin sobrecargar el ambiente.

Si hay algo que identifique y plasme lo que es el estilo nórdico es sin duda el uso de materiales naturales. La madera es la gran protagonista en suelos y muebles. No nos preocuparemos que tenga un aspecto más tosco, como sin tratar, ya que es esto lo que proporciona un aspecto rústico y acogedor. El algodón y la lana también deberán estar presentes en cojines, mantas, ropa de cama, etc, así como la presencia de plantas para dar un toque de vida y color.

En los últimos años también podemos ver como otros materiales de uso más industrial se están incorporando al estilo nórdico, estos son el latón y el cobre. No obstante se presentan en menor cantidad y relegándolos a detalles decorativos y pequeños complementos.

Por último saber combinar el diseño con una tendencia más clásica o retro es clave a la hora de decorar tu casa de estilo nórdico. La combinación de ambas hecha con sutileza dará un plus de belleza a tu vivienda.

En definitiva, si has decidido reformar tu piso en Barcelona, el estilo nórdico es una muy bella opción.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar