(+34)931675734 info@makomakobcn.com

¿Estás pensando en reformar tu baño pero no tienes tiempo ni quieres gastar mucho dinero? A continuación te proponemos algunas opciones que te ayudarán a hacer de tu aseo uno de los lugares más originales de tu hogar.

Reforma tu baño de forma original

A la hora de decir si reformar el baño de casa debes  pararte a pensar sobre ciertas consideraciones: ¿cuánto dinero quieres invertir en la reforma de tu baño? ¿Quieres hacer obra o prefieres evitarla a toda costa? ¿Cuál es el estilo con el que te gustaría decorar tu aseo? ¿Quieres que concuerde con el del resto de tu hogar o prefieres que sea un espacio estéticamente único? ¿El baño que deseas remodelar es para tu uso exclusivo o pasarán por él también tus hijos e incluso tus invitados?

Una vez te hayas planteado las anteriores cuestiones, en tu cabeza aparecerá una idea aproximada de qué es lo que estás buscando. Y para acabar de cincelar dicha idea, a continuación te proponemos algunas opciones, de cara a que conozcas algunas de las posibilidades existentes y más en boga en el mercado en la actualidad.

Si crees que lo que tu baño necesita es más un lavado de cara que una obra completa, te aconsejamos que te centres en sus paredes. Colocar uno o varios cuadros es una excelente opción para dotar de un nuevo aire a nuestra pequeña estancia. Si no quieres estropear los muros o baldosas con clavos, puedes colocar los marcos encima de las repisas, baldosas o incluso en el suelo. Asimismo, para decorar las paredes puedes utilizar papel pintado o vinilo. Ambas opciones dan mucho juego, son baratas y de sencilla instalación.

Y ya que hemos nombrado el vinilo, aprovechamos para recordarte que este material es uno de los más utilizados en los últimos años para remodelar el suelo de los baños. Su popularidad se debe tanto a la infinidad de materiales y formas que puede imitar, como a la facilidad con la que puede ser instalado —ya que se coloca encima de nuestro antiguo suelo.

Otro truco muy recurrente para cambiar el aspecto de tu baño de un día para otro es sustituir tu actual espejo por uno antiguo —cuanto más grande, mejor—. En este caso, y dependiendo del estado del marco, puedes bien lijarlo y dejarlo con la madera desnuda, bien pintarlo y lacarlo, de cara a que la humedad no penetre con facilidad.

Si tienes problemas con el reducido espacio de tu aseo, puedes utilizar materiales como el pladur y la madera para aprovechar espacios muertos. Por ejemplo, con poco trabajo y poco dinero puedes levantar una estantería con placas de pladur e intercalar unas baldas de madera. En la misma línea, otra opción es la utilización de tableros de madera OSB, cada vez más de moda. Eso sí, ten en cuenta que el aspecto de este tipo de material no gusta a todo el mundo. Y una última manera de ganar espacio: utiliza los escalones de una pequeña escalera a modo de estantes. En el caso de que la escalera sea vieja, no tienes más que pintarla.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar