(+34)931675734 info@makomakobcn.com

Las nuevas técnicas y materiales de construcción apuntan a un desarrollo arquitectónico orientado hacia la sostenibilidad, sin renunciar al buen gusto y al confort de las instalaciones. El baño y la cocina son las instancias más utilizadas de todo hogar, por lo que una reforma a tiempo podría evitar grandes pérdidas en el futuro, asociadas con averías o desgaste. Además, gracias a tecnologías de vanguardia, las nuevas estructuras serán mucho más económicas para usted y mucho más respetuosas con el medio ambiente. En este artículo hablaremos de los mejores materiales del mercado en la actualidad para diseñar un baño moderno y confortable.

Microcemento

Con el auge de la arquitectura contemporánea en los últimos años, el microcemento se ha convertido en un material indispensable en el sector de la construcción. Puede proporcionar excelentes resultados con un bajo costo y es ideal para implementarlo en baños, pues presenta alta resistencia a la humedad.

Además de fuerte y duradero, es lo suficientemente dúctil, por lo cual permite crear prácticamente cualquier estructura, desde azulejos hasta tinas de lavado, pasando por los suelos.

Madera

Su aspecto clásico confiere naturalidad y elegancia a los baños. Es muy útil para recrear ambientes tranquilos y proyecta siempre confort y buen gusto. Gracias a los avances tecnológicos en el área, la utilización de madera en estas instancias está libre riesgos ante factores como la humedad o las altas temperaturas, pues existen una serie de productos especiales para impermeabilizar y proteger estas estructuras.

La madera en paredes y recubrimientos, encimeras o en el suelo de la ducha, promete un baño elegantey sofisticado. Además, se integra armónicamente con los elementos de metal como las duchas y las manillas.

Piedras de río, mármol y granito

Los movimientos vanguardistas se caracterizan por un apego hacia las normas de diseño sostenible y promueven, cada vez con más rigor, el uso racional de los recursos que brinda la naturaleza. Es muy común, ya sea por filosofía de vida, por corriente ideológica o incluso por moda, que las personal elijas elementos naturales y materiales en bruto para replantear sus espacios cotidianos, buscando una mayor integración con las tendencias más ecológicas.

La implementación de materiales como la piedra de río, el mármol y el granito han ido tomando popularidad y son en estos días los recursos preferidos para instalar encimeras, revestir paredes y suelo. Su uso en los baños es completamente acertado, pues tienen una alta resistencia a la humedad y son realmente muy duraderos.

Azulejos grandes

Los azulejos han sido históricamente el material seleccionado por la mayoría de las personas para revestir los pisos y paredes de sus baños. Las tendencias modernas apuntan hacia la utilización de  lozas de gran tamaño, con las cuales se diseñan varias formas geométricas hasta cubrir por completo las superficies.

Siempre se han caracterizado por ser un material muy sólido y duradero y ahora, gracias a las tecnologías modernas, cuentan con calidades excelentes de impermeabilidad y resistencia.

Bronce

Sea cual sea el estilo seleccionado para la construcción de baños, así como los materiales que hayan incluido en los recubrimientos y el mobiliario, los metales siempre han sido los encargados de conferirle esa distinción y elegancia tan característica de las instancias contemporáneas. Generalmente se elige el acero inoxidable para duchas y manillas, sin embargo, las nuevas tendencias apuntan hacia el bronce como el nuevo material favorito de la actualidad.

Es apropiado para usarse tanto en duchas como en accesorios de todo tipo y, por supuesto, en griferías. Tiene propiedades que lo convierten en una alternativa muy duradera y puede ser implementado en revestimientos y decoraciones para darle mayos coherencia y unidad al diseño interior.

Vidrios y cristales

Ninguna instancia moderna prescinde del uso de los cristales. Este material confiere a las estructuras una gran sensación de espacio, amplitud, limpieza y armonía. Combinan a la perfección con absolutamente todos los materiales que se  utilizan en la construcción, el revestimiento y la decoración de los baños. Se podría decir que es la tendencia que más se ha mantenido en el tiempo.

No presenta inconveniente con factores como la humedad y es muy sencillo de mantener limpio. No solo se puede usar en puertas y ventanas, de hecho, es cada vez más común encontrarlo en divisiones internas e incluso en paredes.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar