(+34)931675734 info@makomakobcn.com

Si estás pensando sobre qué material (o materiales) utilizar para la nueva construcción que tienes en mente llevar a cabo en Barcelona, te recomendamos que estudies las ventajas que ofrece el hormigón impreso frente al resto de opciones existentes en el mercado en la actualidad. Hasta hace poco más de una década, este tipo de material estaba relegado casi únicamente a usos industriales, debido sobre todo a sus cualidades funcionales: una resistencia y una dureza incomparables a un precio más que asequible. Pero gracias a los avances tecnológicos, a día de hoy este polivalente material se ha convertido en uno de los más demandados por los clientes, y no solo en Barcelona y en nuestra península, sino a nivel global.

La crisis económica sufrida durante los últimos años hizo evidente que el modelo imperante hasta entonces no era sostenible, por lo que tanto el sector arquitectónico como el de la construcción, siempre tan ligados, se vieron obligados a buscar nuevas alternativas que contribuyesen a salir del pavoroso estancamiento de la industria (que condujo a la quiebra a no pocas empresas). Y fue así como el hormigón impreso, un material hasta entonces ‘marginal’, comenzó a ser cada vez más utilizado en rehabilitaciones y obras de nueva mano en Barcelona, hasta el punto de que, a día de hoy, ha logrado superar a la mayoría de materiales tradicionales contra los que compite en el mercado.

Características del hormigón impreso

Además de la resistencia y la dureza del hormigón impreso a las que nos referíamos (que no hacen sino aumentar conforme pasa el tiempo), esta clase de material cuenta con una serie de ventajas que lo colocan en un lugar privilegiado en el sector de la construcción. Entre las principales virtudes de este tipo de pavimento (que puede ser utilizado no solo para cubrir superficies horizontales, sino también fachadas e incluso techados), destacan su total impermeabilidad y su excelente respuesta frente a factores climatológicos adversos: ni la lluvia ni la exposición continuada al sol ni los cambios bruscos de temperatura hacen mella en el hormigón impreso. Estas cualidades son especialmente relevantes en una localidad como Barcelona, que vive de cara al mar durante las cuatro estaciones, quedando así a merced de los efectos nocivos que la humedad y el salitre operan en las viviendas.

Pero si hay un factor determinante que hace despuntar al hormigón impreso y lo hace ideal para cualquier tipo de construcción en Barcelona, sin duda son las infinitas posibilidades estéticas que ofrece. Este material es capaz de emular a prácticamente cualquier textura y color existentes en la naturaleza, pudiendo adquirir el aspecto de la mayoría de materiales tradicionales, tales como la piedra natural, la madera, la baldosa cerámica o la pizarra. Ello se debe al estampado que recibe su capa más superficial cuando el hormigón todavía está fresco. Así, el mayor esfuerzo que tienen que realizar nuestros clientes es elegir uno de los muchísimos diseños que nuestra empresa pone a su alcance a través de su vasto catálogo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar