(+34)931675734 info@makomakobcn.com

Un buen bidet combina funcionalidad y diseño, elegir el modelo perfecto es clave para conseguir tu cuarto de baño soñado.

Para dar con el modelo ideal solo debes tener en cuenta sus tres aspectos principales:

  • Dimensiones (Forma y tamaño)
  • Tipo de cuerpo
  • Tipo de tapa

A continuación en makomakobcn.com analizamos los distintos elementos para saber mejor cómo elegir ese modelo que encaja a la perfección con tu cuarto de baño:

Cómo elegir el bidet perfecto para tu cuarto de baño

Descubre las dimensiones adecuadas

El espacio del que disponemos en el cuarto de baño es clave a la hora de elegir un bidet grande o pequeño. Su instalación debe permitir que todas las puertas se abran y cierren cómodamente, además debe quedar un espacio a su alrededor lo suficientemente amplio como para usarlo sin problemas.

Encontramos dos formas principales:

Cuadrado: Al contar con una forma más alargada nos permite ganar espacio a los laterales. Consigue un aspecto “baño de diseño” muy codiciado.

Redondo: Tiende a ser más corto que su versión angulosa y es mejor opción cuando disponemos de poco espacio.

Recuerda que el acabado del bidet debe ir a juego con el inodoro y el resto de elementos de fontanería y mobiliario para un cuarto de baño armonioso.

Elige un bidet funcional y con buen aspecto

De nuevo para acertar en la elección debemos conocer los tipos de bidet que encontramos en el mercado:

De suelo: Se instala sobre el suelo y el grifo queda justo detrás. Las conexiones de agua se ven claramente, ya que dejamos espacio entre el bidet y la pared. No necesita de obra y es muy sencillo de sustituir.

De suelo compacto: Queda adosado a la pared y tanto las tomas de agua como el sifón se encuentran dentro del cuerpo del bidet. Su acabado es elegante, limpio y minimalista. Se puede sustituir fácilmente y no requiere obra.

Suspendido: Este modelo va colgado a la pared y las conexiones de agua quedan dentro del cuerpo. Facilita la limpieza y conseguimos una integración completa de la pieza en el cuarto de baño. Requiere de obra y puede ser necesario mover las tomas de agua para fijarlas en el interior del bidet, sin embargo su acabado es uno de los más modernos y elegantes que podemos conseguir.

Por último no descuides la tapa

La tapa se fija con bisagras que permiten abrirla y cerrarla fácilmente, como sucede con el resto de elementos, conocer los diferentes tipos te ayudará a elegir la que mejor combina con tu cuarto de aseo:

Tapa específica: Es la que viene de serie con cada modelo de bidet y es diferente en cada uno. Siempre combinará con el cuerpo. Muy recomendada.

Tapa de caída amortiguada: Las bisagras incluyen un sistema de amortiguación que consigue que se cierre lentamente sin necesidad de hacerlo de forma manual. Evitando de esta manera los molestos golpes.

Tapa universal: Se adaptan a todos los modelos y solo debemos tener en cuenta las dimensiones de este para dar con la adecuada. Ideal si queremos añadir tapa a un bidet que actualmente tenemos descubierto pero del que no sabemos el modelo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar