(+34)931675734 info@makomakobcn.com

Además de las mejoras en cuanto a seguridad y confort se refiere, los avances tecnológicos también permiten ahorrar dinero. Clara muestra de ello es la domótica, esa disciplina tecnológica que aúna lo digital y lo electrónico para dar soluciones satisfactorias en materia de habitabilidad en nuestro lugar de residencia. Ya sea que vivas en un pequeño piso o en un enorme chalet, la domótica puede ayudarte a llevar una vida mucho más relajada tanto física como emocionalmente, aliviando a la vez tu bolsillo.

Con la sencilla instalación de unos cuantos sensores y la descarga de una app en tu móvil (o en tu ordenador o tablet), puedes programar tu casa para que las condiciones de esta se ajusten a tus necesidades de manera óptima. Por ejemplo, puedes programar el sistema de calefacción para que, cuando llegues de trabajar en invierno, tu piso esté caldeado, o bien para que la temperatura se ajuste atendiendo al calor irradiado por los cuerpos que estén presentes en una habitación determinada. Así, el termo eléctrico o la recirculación de agua trabajarán justo lo necesario, por lo que nunca más tendrás que preocuparte por consumir más energía de la estrictamente necesaria (sí, el medio ambiente también te lo agradecerá).

Otro ejemplo: puedes programar tus persianas para que se bajen o levanten atendiendo a si hace sol o a si llueve, consiguiendo así que tu vivienda se caldee de forma natural o que tus ventanas no se ensucien, respectivamente. Si tienes hijos, puedes regular el sistema de iluminación para que las luces vayan apagándose progresivamente, de modo que no tendrás que estar pendiente de cuándo se duermen para ir tú a apagar las luces manualmente para que estas no se queden toda la noche encendidas.

Aunque todo esto suene muy futurista y solo al alcance de unos pocos privilegiados, para lograr hacer de la tuya una vivienda domótica no tendrás que gastar mucho, ya que la mayoría de dispositivos que necesitas pueden ser adquiridos en cualquier tienda online (o incluso física), como por ejemplo Amazon o eBay. Además, no tienes por qué dar el paso de un día para otro: para empezar, puedes probar a domotizar solo una habitación o uno de los varios sistemas de tu piso (el del aire acondicionado o el de la iluminación, por ejemplo). Asimismo, la instalación de estos dispositivos es relativamente sencilla, y podrá ser realizada por cualquier electricista o incluso por ti mismo.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar