(+34)931675734 info@makomakobcn.com

Las cocinas de obra son aquellas donde los muebles se construyen mediante técnicas de albañilería en lugar de fabricarse. Un ejemplo de cocina de obra son las tradicionales de granito, por contra las fabricadas se componen, en la mayoría de casos, de muebles de madera.

Es una tendencia decorativa que proviene del mundo rural, si echas la vista atrás seguro que recuerdas la cocina de obra de tus padres o de tus abuelos.

Con este ejemplo imaginarás que encajan de maravilla en hogares de estilo rústico, aunque también quedan muy bien en acabados mediterráneo, shabby chic o industrial.

Para hacernos una mejor idea de si este modelo es un acierto o un error vamos a ver sus ventajas y desventajas, así serás tú quien elija si son, o no, lo ideal para ti:

Cocinas de obra ¿Acierto o error?

Ventajas de las cocinas de obra

Son muy resistentes: Al estar creadas con materiales duros y resistentes como el granito, las cocinas de obra aguantan muy bien el paso del tiempo y tienen una vida útil más larga que sus versiones amuebladas.

Apenas necesitan mantenimiento: Como se componen de materiales rocosos no necesitan más cuidados que una correcta limpieza y desinfección de las superficies.

Máxima adaptabilidad: Las cocinas de obra se fabrican in situ, con elementos especialmente adaptados a tus necesidades. No existen medidas standard ni tienes que quebrarte la cabeza buscando muebles que encajan con el espacio. Todo se crea a medida.

Son ideales para exterior: Muchas casas de campo cuentan con una pequeña cocina en el exterior, generalmente acompañada de una barbacoa. La alta resistencia de las cocinas de obra la convierten en el elemento perfecto para exteriores.

Un bello acabado: Los materiales con los que se fabrican las cocinas de obra son un elemento decorativo en sí mismo. A la hora de diseñar la cocina de tus sueños dispones de múltiples acabados que puedes combinar entre sí para una cocina moderna, bella y funcional.

Desventajas de las cocinas de obra

No podemos cambiar su diseño: O mejor dicho, no podemos hacerlo sin hacer otra obra. Estas cocinas son fijas y en caso de que tus necesidades cambien debes echarla abajo literalmente para modificar su distribución.

Todos los inconvenientes derivados de una obra: La inversión inicial, buscar albañiles de calidad, ruidos, polvo, inversión de tiempo…

Precio: Si bien es cierto que las cocinas de obra aguantan mejor el paso del tiempo (Ahorrando a la larga en reparaciones) también supone una inversión inicial mucho más costosa, tanto de dinero como de tiempo.

No es fácil cambiar las piezas: En caso de que un elemento se rompa o sufra un desperfecto puede resultar complicado encontrar un elemento que encaje a la perfección con el resto de los elementos de la cocina.

En Mako Mako Barcelona nos especializamos en reformas de baños y cocinas. Si crees que una cocina de obra es la mejor para ti, necesitas una reforma o has sufrido algún desperfecto contacta hoy mismo con nuestro equipo y recibe asesoramiento sin compromiso.

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar